Martes, 30 Octubre 2018 00:00 Publicado en Blog

En las últimas semanas hemos tenido diferentes noticias que afectan a políticos y personajes públicos que han visto como sus conversaciones eran grabadas y, posteriormente, difundidas. Esta nueva realidad social hace surgir muchas dudas que tratamos de resolver en este vídeo de nuestro canal de YouTube: https://youtu.be/FuS8CjU0Hak

Si tienes más dudas, no tengas reparo en consultarmos.

Viernes, 20 Enero 2017 00:00 Publicado en Blog

Se atribuye a Voltaire la frase: "No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo". Sin duda Voltaire, como defensor de unos incipientes Derechos ciudadanos y como defensor de la esencia de la abogacía, era plenamente consciente de la importancia del Derecho, constitucionalmente reconocido en nuestro país, de la libertad de expresión.

Sin embargo, más de 300 años después, en nuestro país, y pese a que dicho Derecho se protege en nuestro artículo 20, corren malos tiempos para este Derecho.

 

Os pongo algunos ejemplos:

1. La Fiscalía pide dos años de prisión a una chica por contar chistes sobre Carrero Blanco.

2. El Tribunal Supremo condena a César Strawberry a un año de prisión por comentarios que son considerados como enaltecimiento del terrorismo.

3. La Audiencia Nacional acuerda prisión provisional sin fianza para unos titiriteros que, en su actuación, mostraban un mensaje dentro de la trama de la función, en el cual se leía "gora alka ETA".

En primer lugar, hay que hacer obligada referencia al precepto penal que, pretende, justificar, estas decisiones judiciales, el artículo 578 del Código Penal establece que:

“El enaltecimiento o la justificación públicos de los delitos comprendidos en los artículos 572 a 577 o de quienes hayan participado en su ejecución, o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares, se castigará con la pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a dieciocho meses. El juez también podrá acordar en la sentencia, durante el período de tiempo que él mismo señale, alguna o algunas de las prohibiciones previstas en el artículo 57”.

 

Este precepto, al igual que todos los que componen nuestro ordenamiento penal, exigen para su aplicación no solo de elementos objetivos sino también subjetivos, extremos que han de ser debidamente atemperados por el principio de intervención mínima del Derecho Penal, me explico:

- Para que se pueda considerar la comisión de un delito tienen que producirse los hechos que persigue el precepto penal.

- Para que se pueda considerar la comisión de un delito, también tiene que concurrir que el autor quiera y persiga el resultado.

- El Principio de intervención mínima del Derecho Penal viene a señalar que, en palabras llanas, que esta jurisdicción solo entrará a conocer en los supuestos especialmente relevantes o cuando se ponga en grave peligro los bienes jurídicos protegidos, en este caso, la dignidad de las víctimas.

 

Así las cosas, tengo tres reflexiones que compartir con vosotros:

1. ¿Se han cometido los actos típicos? Pudiera ser que sí, ya que esto, al igual que todo –o por lo visto casi todo- es opinable.

2. ¿Pretendían los autores enaltecer el terrorismo o humillar a las víctimas? Aquí la respuesta es obviamente subjetiva. En los casos de la tuitera y los titiriteros, dado que son personas sin relevancia pública y política, parece, cuanto menos, dudoso. Máxime cuando nos encontramos en un entorno socio político en el cual la banda terrorista ETA fue derrotada hace ahora más de cinco años. A esto hay que añadir que, al igual que ya hiciera Irene Villa ante los ¿chistes? del Concejal Zapata, los familiares de, por ejemplo Carrero Blanco, no se han mostrado ofendidos. Quizá sea especial el caso de César Strawberry, quien si bien es cierto que tiene relevancia pública debido a su notoriedad como cantante de Def Con Dos, la realidad es que no se ha caracterizado, más bien al contrario, como afín al grupo terrorista ETA, recordemos que Strawberry publicó un artículo en Diario 16 en enero de 2001 en el que pedía la desaparición de la banda terrorista ETA.

3. El humor, aunque sea de mal gusto o no nos haga gracia, la sátira, la crítica, la burla, son elementos fundamentales de una sociedad madura y democrática. Cuando hace dos años unos terroristas entraron en la revista Charlie Ebdo y dispararon y asesinaron a sus cómicos, Europa fue un clamor en la defensa de estos derechos y en la defensa de estos cómicos, cuyo trabajo se caracteriza por llevar al extremo estos conceptos de "humor" y sátira. Resulta evidente que el Derecho a la Libertad de Expresión, como todos los Derechos, tiene límites que se han de respetar, la duda o crítica que quien firma hace, es que dichos límites encuentren frontera en el Derecho Penal y que, por muy de mal gusto que sean las expresiones de su autor, la consecuencia de estos nunca debe ser la privación de libertad, sin duda, nuestro más precioso bien.

Lunes, 05 Diciembre 2016 00:00 Publicado en Blog

El sábado por la mañana una noticia corrió como la pólvora: "Cristiano desvió a un paraíso fiscal al menos 150 millones para ocultar ingresos por derechos de imagen". Sin duda es o puede ser -en caso de ser cierta- un notición, pero lo que más me llamó la atención de dicha noticia fue el cómo se obtuvo y el cómo se publicó -cosas de abogados, supongo-.

 

Según señala el propio diario El Mundo hace meses que el Despacho de abogados SENN FERRERO denunció un ataque informático y el robo de información, y a raíz de esto, se abrió un proceso judicial por el Juzgado de Instrucción de Madrid. Casualmente, tiempo después el movimiento "Football Leaks" filtra que tiene información, no solo fiscal y tributaria de Cristiano Ronaldo, uno de los clientes de este Despacho, sino que se publican incluso correos electrónicos entre los abogados y los clientes.

 

Como abogado, no puede sino indignarme y preocuparme el hecho de que un periódico del prestigio y repercusión de El Mundo se preste a publicar conversaciones privadas obtenidas de forma -al parecer- ilícitas, y me preocupa gravemente el hecho de que dichas comunicaciones se producen bajo el amparo del más elemental Derecho a la Defensa y bajo la confidencialidad imprescindible de las relaciones abogado- cliente.

 

Peligroso terreno es aquel en el cual los abogados no podemos hablar con nuestros clientes.

 

El cómo se publica la noticia también es preocupante, ya que el propio periódico se vanagloria de que lo hace en contra de una resolución judicial que se lo impedía de forma expresa, ya que, como se ha dicho anteriormente, la información pudo obtenerse mediante medios ilícitos.

 

¿Qué credibilidad tienen nuestras instituciones si un Juzgado no es capaz de proteger a los ciudadanos de intromisiones de este tipo?

 

Es normal la pugna entre la libertad de información y ciertos Derechos, pero los medios de comunicación deberían valorar si "el fin (vender periódicos) justifica los medios", los cuales, en este caso, pudieran estar manchados por un ilícito previo.

 

Viernes, 24 Junio 2016 00:00 Publicado en Blog

Hoy sin duda es un día triste para los europeístas. Soy de los que piensan que la Unión Europea no es el problema sino la solución y ello pese a los muchos errores que ha cometido y que hoy mismo tiene que empezar a solucionar.

 

Solo una Unión más democrática, más cercana a sus ciudadanos y sus problemas e incertidumbres puede solucionar esta situación que se prevé a corto y medio plazo, como muy negativa para el entorno europeo.

 

Pero por otro lado, la democracia consiste en esto, en la libertad de elegir y de asumir las consecuencias sean las que sean.

 

Por ello, el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea de 7 de febrero de 1992 firmado en Maastricht recogía esta posibilidad que hoy se ha materializado en las urnas y que el Gobierno del Reino Unido tendrá que formalizar jurídicamente.

 

¿Cuáles son los pasos? ¿Qué va a ocurrir?

 

La realidad es que la salida de la Unión no será ni rápida ni sencilla. El primer paso será que Reino Unido tendrá que notificar al Consejo Europeo su voluntad de salir y ahora comenzará una negociación con las condiciones, lo que deja muchas incógnitas, ya que puede que el Reino Unido no acepte tales condiciones.

 

Dicho acuerdo requiere para su aprobación una mayoría cualificada y una aprobación previa del Parlamento Europeo, lo que nos lleva a pensar en que el proceso será sin duda largo y complejo.

 

Mientras tanto, los Tratados seguirán siendo de aplicación, pues hasta que no se llegue a ese pacto de salida –si se llega- los Tratados tendrán plena eficacia y solo dejarán de aplicarse a partir de la firma del acuerdo.

 

Nos esperan meses y años de una gran incertidumbre, esperemos que, pese a esto, la Unión Europea salga reforzada.