Jueves, 21 Julio 2016 00:00 Publicado en Blog

“Corren malos tiempos para los Derechos Laborales”, eso es lo que pensé hace unos días cuando leí un artículo lamarea.com en el cual se señalaba que una conocida cadena de supermercados incluía una cláusula que tenía por claro objetivo el amedrentar a los trabajadores a fin de que estos no reclamasen en el momento oportuno su indemnización por despido o cualquier otra que reclamase derechos.

 

La cláusula en cuestión venía a señalar que:

El incumplimiento de alguno de los términos del presente acuerdo por alguna de las partes, conllevará el abono en concepto de daños y perjuicios que se ocasiones o pudieran ocasionar por la cantidad de 3.000 €. Así pues, si la trabajadora, interpone algún tipo de acción judicial o extrajudicial en contra de la empresa o bien hace manifestaciones contrarias a la reputación de la empresa, bien por si misma o a través de terceros, tendrá que abonar la correspondiente indemnización por daños y perjuicios así como los gastos y perjuicios que se pudieran ocasionar a la empresa”.

 

Si esta noticia fuera cierta, y dicha cadena de supermercados estuviera incluyendo semejante cláusula estaríamos ante un gravísimo quebranto de los más elementales Derechos Laborales.

 

Esta penalización viene a responder, de acuerdo con el contrato de trabajo en una supuesta “Cláusula de especial confidencialidad”, que obviamente, es nula de pleno derecho.

 

Y es que el Estatuto de los Trabajadores establece en su artículo 3.5 que “Los trabajadores no podrán disponer válidamente, antes o después de su adquisición, de los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales de derecho necesario. Tampoco podrán disponer válidamente de los derechos reconocidos como indisponibles por convenio colectivo”.

 

¿Por qué nuestro ordenamiento jurídico limita en el ámbito laboral de esta forma la libertad de contratación que sí es permitida en el ámbito civil? La respuesta es sencilla, si bien en el ámbito civil se parte de la premisa –no siempre cierta- de una igualdad de partes, en las relaciones laborales, la realidad es que el trabajador es el eslabón más débil de la cadena, de ahí que el legislador, con el objeto de evitar –no siempre se consigue- abusos, prohíbe al trabajador disponer de sus derechos, y entre ellos, el Estatuto de los Trabajadores reconoce el de el “ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato de trabajo”.

 

La realidad es que si algún trabajador acudiera al Juzgado en reclamación de sus Derechos Laborales la empresa no podría, seguramente ni siquiera lo intentaría, reclamarle los 3.000 euros que se consignan en el contrato, pero la realidad es que con ello, lo que si consiguen, y seguro que en un gran número de ocasiones, es desalentar al trabajador ante el mero riesgo de la reclamación de la empresa.

 

Por ese motivo es fundamental el asesoramiento de un abogado o graduado social que pueda poner en valor nuestros Derechos Laborales, por eso, si tienes cualquier duda, consúltanos sin compromiso.

 

Lunes, 20 Junio 2016 00:00 Publicado en Blog

Es muy frecuente, más de lo que debería, que los trabajadores realicen horas extraordinarias por encima de su jornada laboral. Evidentemente, al igual que es obligación del empresario el ordenar la jornada laboral de sus trabajadores en atención a las necesidades de la empresa y de la plantilla, es derecho del trabajador el ver retribuido ese esfuerzo o compromiso extraordinario por encima de su jornada.

 

Las horas extraordinarias se pueden retribuir de dos formas, bien a través de descansos equivalentes, bien a través de retribución económica.

 

En el ejercicio de asesoría legal nos encontramos con muchas situaciones, desde trabajadores que realizan horas extraordinarias de forma eventual, hasta trabajadores que las realizan de forma sistemática - este año hemos reclamado a trabajadores excesos de 1.101, 1.084, 987, 925, 308 horas entre los casos más notorios-.

 

Evidentemente cada puesto laboral, cada empresa y cada sector son distintos, por ello para una mejor asesoría jurídica necesitamos ver las particularidades de cada caso. No obstante, si ves que tu empresa no te abona las horas extra, estos son algunos consejos:

  1. Revisa tu contrato de trabajo, quizá prevea alguna circunstancia especial sobre tu jornada.
  2. Revisa tu nómina, quizá te estén abonando algún complemento en base a esas horas.
  3. La prueba: Corresponde al trabajador acreditar ante el juzgado cada hora extra realizada, por tanto, haz copia de los horarios o planillas de trabajo, de los partes de trabajo. Busca testigos que puedan acreditar tu horario. Guarda Correos electrónicos. En definitiva, guarda todo lo que te pueda ayudar a demostrarlo.
  4. Los plazos: Este tipo de reclamación es una reclamación de cantidad, y como tal, solo podrás reclamar los últimos 12 meses.

 

Si necesitas ayuda al respecto, ya sea para reclamar o para articular la reclamación futura, no dudes en consultarnos.

Jueves, 14 Abril 2016 00:00 Publicado en Blog

La nueva normativa de las bajas por enfermedad común, que ha entrado en vigor recientemente, establece 4 tipos de bajas:

  1. Proceso de duración estimada muy corta: inferior a cinco días naturales.
  2. Proceso de duración estimada corta: de 5 a 30 días naturales.
  3. Proceso de duración estimada media: de 31 a 60 días naturales.
  4. Proceso de duración estimada larga: de 61 o más días naturales.

Corresponde al facultativo que emite el parte médico de baja y de confirmación determinar, en el momento de su expedición, la duración estimada del proceso.

El facultativo podrá alterar esa duración estimada en un momento posterior como consecuencia de la modificación diagnóstico del trabajador y si así lo hace, emitirá un parte de confirmación que recogerá la nueva duración estimada.

  1. 1.Proceso de duración estimada muy corta: inferior a cinco días naturales.

Cuando el facultativo considere que se trata de un proceso de duración estimada muy corta, emitirá el parte de baja y de alta en el mismo acto médico. Para ello utilizará un único parte, haciendo constar:

  • los datos relativos a la baja,
  • los identificativos del alta y la fecha de la misma, que podrá coincidir con el día de la baja o estar comprendida dentro de los tres días naturales siguientes.

No obstante, el trabajador podrá solicitar que se le realice un reconocimiento médico el día que se haya fijado como fecha de alta, y el facultativo, si considerase que el trabajador no ha recuperado su capacidad laboral, podrá modificar la duración del proceso estimada inicialmente, expidiendo, al efecto, un parte de confirmación de la baja. En este primer parte de confirmación, que dejará sin efecto el alta prevista en el parte de baja, se indicará el diagnóstico, la nueva duración estimada y el tipo de proceso, así como la fecha de la siguiente revisión médica.

  1. 2.Otros procesos de IT

Cuando el facultativo considere que se trata de un proceso de duración estimada corta, media o larga, consignará en el parte de baja la fecha de la siguiente revisión médica prevista que, en ningún caso, excederá:

  • en más de siete días naturales a la fecha de la baja médica, tratándose de procesos de duración estimada corta o media, 
  • de catorce días naturales tratándose de procesos de duración estimada larga.

En la fecha de la primera revisión médica se extenderá el parte de alta o, en caso de que proceda mantener la baja, el primer parte de confirmación.

Partes médicos de confirmación de la baja

Los partes de confirmación serán expedidos por el correspondiente facultativo del servicio público de salud, o de la mutua cuando la incapacidad temporal derive de una contingencia profesional cubierta por la misma, utilizando el modelo que figura como anexo II.

Reglas para la expedición en función de la duración estimada del proceso:

  • En los procesos de duración estimada muy corta: no procederá la emisión de partes de confirmación, salvo que se modifique la duración del proceso de IT.
  • Procesos de duración estimada corta: el primer parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de siete días naturales desde la fecha de la baja médica. El segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada catorce días naturales, como máximo.
  • Procesos de duración estimada media: el primer parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de siete días naturales desde la fecha de la baja médica. El segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada veintiocho días naturales, como máximo.
  • Procesos de duración estimada larga: el primer parte de confirmación se expedirá en un plazo máximo de catorce días naturales desde la fecha de la baja médica. El segundo y sucesivos partes de confirmación se expedirán cada treinta y cinco días naturales, como máximo.

Para cualquier duda, puedes contactar con nosotros y te la resolveremos ya que somos ASESORES LABORALES Y LEGALES EN MADRID.

Martes, 19 Enero 2016 00:00 Publicado en Blog

El planteamiento es que estás percibiendo una prestación por desempleo, y te surge un proyecto que requiere que te des de alta cómo emprendedoro por cualquier otro motivo decides emprender. Y, obviamente, para planificar bien tu futuro y minimizar la incertidumbre económica necesitas saber si posteriormente y en caso de que ese proyecto no salga bien, si podrías recuperar tu prestación.

Pues bien, escribimos hace algunos meses un artículo sobre ello, pero con las novedades que ha introducido la Ley 31/2015 de 10 de Octubre, lo hemos actualizado para que siga siendo referencia sobre ello.

La respuesta es que SI, pero con una serie de requisitos, que son importantes de observar con minuciosidad antes de darte de alta.

1. Comunicar previamente al alta de emprendedor al desempleo que deseas suspender tu prestación.
2. Puedes reanudar  la prestación si no han pasado más de
24 meses si el trabajador pidió la suspensión pero no se dio de alta en autónomos, o menos de 60 meses, si se dio de alta en Seguridad Social como autónomo.

3. Debes solicitar la reanudación dentro de  los 15 días siguientes a que se haya producido el cese de la actividad profesional, es decir, la baja en seguridad social y la agencia tributaria como autónomo.


Aunque hay otras alternativas, es posible
si cumples unos requisitos, compatibilizar el cobro de la prestación con la actividad profesional por un máximo de 270 días o por el tiempo inferior pendiente de percibir, siempre que solicites la compatibilidad en el improrrogable plazo de 15 días a contar desde la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia, y también es posible capitalizartu prestación o bien para el pago de la cuota de seguridad social o bien si necesitas realizar una inversión. 


AOL Consultores Legales, es una ASESORÍA de EMPRESAS en Madrid, y dentro del área LABORAL. Somos Punto de Atención al emprendedor (Punto PAE) contamos con la plataforma CIRCEque es el sistema telemático para el alta a emprendedores o constitución de nuevas empresas totalmente GRATIS en colaboración con la administración, si necesitas más información sobre esto, háznoslo saber y nos pondremos en contacto contigo.

Además este año vamos a tener Stand en el Salon mi Empresa que se celebra en Madrid los días 17 y 18 de Febrero. Para la celebración del evento tenmos un paquete especial de ofertas para emprendedores y solo por pasar a vernos puedes ganar un IPAD que sorteará en el evento.