Martes, 13 Noviembre 2018 00:00 Publicado en Blog

Hoy he sido entrevistado en el programa de Radio Nacional de España “El Gallo que No Cesa” (podéis escucharla aqui) sobre los vaivenes del Tribunal Supremo en referencia a quién ha de pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Os dejo la entrevista:

¿Qué es el Impuesto de de Actos Jurídicos Documentados y cómo se calcula?

En lo que a las hipotecas se refiere, es un impuesto que grava la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad.

Como todo impuesto varía según el importe del hecho imponible, es decir, el importe del préstamo con garantía hipotecaria a inscribir. Se calcula que su importe es entre el 1 y el 1,5% de dicha cuantía.

¿En qué situación nos encontramos ahora mismo?

En estos momentos tenemos en vigor el Real Decreto-ley 17/2018, de 8 de noviembre que entró en vigor el domingo 11 de noviembre y que establece que será obligado al pago en el caso de inscripción de préstamos con garantía hipotecaria el prestamista, es decir, el banco.

Es importante resaltar que este Real Decreto Ley debe ser ratificado por el Congreso de los Diputados en 30 días.

¿Revisarán los bancos sus ofertas? ¿Lo repercutirán al consumidor?

En los últimos días se ha escuchado de forma reiterada la expresión “la banca siempre gana”. Podemos estar de acuerdo con esa expresión o no, pero lo cierto es que el sector financiero tiene mucho músculo y si ven incrementados sus gastos, lo repercutirán de una forma u otra en sus clientes.

Si ya se ha pagado el impuesto ¿qué vías tengo para reclamar?

La ley no es retroactiva, por tanto desprende sus efectos a futuro. No obstante, queda abierta la vía de luchar dicho pago pasado como fruto de una cláusula abusiva impuesta por el banco, aunque la realidad es que las vías han quedado muy restringidas por las interpretaciones del Tribunal Supremo.

¿Existen precedentes de que el Gobierno apruebe un Real Decreto que contradiga al Tribunal Supremo?

La verdad que lo que hemos vivido en las últimas semanas creo que es inédito, sobre todo en lo que a “acción/ reacción” se refiere.

En cualquier caso, la labor del Ejecutivo y del Legislativo es evitar que haya interpretaciones dispares de las normas y dotarnos de un ordenamiento jurídico lo más claro posible, por tanto creo que es de alabar el aclarar la normativa.

Otra de las medidas anunciadas por el Gobierno es la creación de la Autoridad de Defensa del Cliente ¿cuándo podría estar activa?

Esta Autoridad deberá ser regulada y aprobada por ley, por tanto aún no podemos saber mucho de ella ni de su aplicación.

En cualquier caso, y pese a los últimos vaivenes, creo que los consumidores deben encontrar su mejor defensor en los Juzgados y Tribunales y que el canal de esa defensa somos los abogados.

Martes, 24 Enero 2017 00:00 Publicado en Blog

Tras varias semanas esperando los consumidores un Decreto Ley que los protegiera de los abusos bancarios y les permitiera recuperar, conforme estableció el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el pasado 21 de diciembre, las cuantía abonadas a la entidad bancaria fruto de unas cláusulas suelo, la realidad es que el resultado es profundamente decepcionante.

En primer lugar, resulta decepcionante porque la entidad bancaria no tiene ninguna obligación más allá de implantar un sistema de reclamación previa y comunicárselo a sus clientes afectados, pero, lamentablemente ahí terminan sus obligaciones, ya que ni siquiera tienen la obligación de contestar en el –razonable- plazo de tres meses a las reclamaciones previas.

No obstante, unos apuntes:

-          ¿Cómo es el proceso extrajudicial?

El banco tiene la obligación de informar al consumidor del procedimiento.

El consumidor ha de ser quien inicie el proceso extrajudicial.

 

-          ¿Cuánto dura el proceso extrajudicial?

Tres meses.

 

-          ¿Qué puede ocurrir en el proceso extrajudicial?

  • Que el banco no conteste: ¿Qué puedo hacer? Habrá que iniciar un proceso judicial en el cual podrán condenar a pagar las costas procesales y los intereses al banco.
  • Que el banco realice una oferta: ¿Qué puedo hacer? Lo más IMPORTANTE: Consulta con tu abogado esa oferta, recuerda que estás ante este procedimiento porque ya te han “engañado” una vez. Aquí tenemos dos opciones:
    • Aceptar la oferta: En ese caso la pagarán en efectivo.
    • Rechazar la oferta porque es inferior a lo que nos corresponde: Habrá que iniciar un proceso judicial en el cual podrán condenar a pagar las costas procesales y los intereses al banco siempre que se obtenga una cuantía superior a la que ofreció el banco inicialmente.
  • Que el banco rechace la oferta: ¿Qué puedo hacer? Sorprendentemente el Real Decreto da esta opción al banco y la única salida que nos queda será iniciar un proceso judicial en el cual podrán condenar a pagar las costas procesales y los intereses al banco.

 

Si tienes cualquier duda sobre esto o cuestiones relacionadas con las cláusulas abusivas de tu hipoteca, consúltanos.

Martes, 10 Enero 2017 00:00 Publicado en Blog

Desde AOL Consultores Legales y Afectados por los Fraudes Financieros” te ayudamos a recuperar los gastos que te haya ocasionado la constitución de una hipoteca sobre tu vivienda.

  

Para que la hipoteca sea válida y se pueda ejecutar en caso de impago es necesario que esté otorgada en escritura pública, esto es, ante notario. Además, se inscribe en el Registro de la Propiedad.

Esta escritura pública conlleva, además, el impuesto de «Actos Jurídicos Documentados» que depende de las comunidades autónomas.

 

No obstante, tenemos que plantearnos ¿quién es el que tiene el interés de que la garantía hipotecaria conste en el Registro de la Propiedad y sea otorgada en escritura pública ante notario? La respuesta es fácil: del Banco. Es el banco el que tiene interés en tener la capacidad de subastar la vivienda para que, en el caso de impago, pueda recuperar la cantidad pendiente del préstamo.

 

Tal y como recoge el Tribunal Supremo, las cláusulas no negociadas que recogen que son de cuenta exclusiva de la parte prestataria los tributos, los gastos ocasionados por la preparación, formalización y tramitación de escrituras, etc… Estas cláusulas son nulas por ir en contra de la Ley General de Consumidores y Usuarios.

 

Por lo tanto, es posible solicitar primero la devolución de estas cantidades ante la entidad y, en caso de negativa, ante los tribunales la nulidad de la cláusula junto con la devolución de las cantidades pagadas.

En colaboración con “Afectados por los Fraudes Financieros” queremos facilitar la labor de reclamar a todos los afectados por esta cláusula abusiva y hemos preparado un escrito para que se presente a la entidad bancaria y que podéis descargar en el siguiente fichero .

Hay que presentar dos copias en la oficina y, es muy importante, nos tenemos que quedar con una copia sellada. Las entidades tienen dos meses para contestar nuestra petición y, después, se podrá acudir al Servicio de Reclamaciones del Banco de España.

No obstante, también se pueden iniciar los trámites judiciales en cualquier momento, no es necesario esperar la respuesta de la entidad.

Si quieres ampliar cualquier información o estás afectado por una cláusula abusiva de un producto bancario o financiero como las cláusulas suelo o IRPH, Hipotecas multidivisa, bonos subordinados y convertibles del Banco Popular etc… o aún no has reclamado tus participaciones preferentes, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.