Martes, 01 Diciembre 2015 00:00 Publicado en Blog

Como ya comentamos en el anterior artículo CURSOS, CONFERENCIAS Y CHARLAS- ¿ES NECESARIA EL ALTA EN AUTÓNOMOS?Hay que diferenciar entre ejercer una actividad de forma ocasional, en cuyo caso solo hay que incluir los ingresos como rendimientos del trabajo en la Declaración de la Renta, o ejercer la misma actividad de forma profesional, en cuyo caso hay que darse de alta tanto en Hacienda como en Seguridad Social.

 

En este artículo, nos ocuparemos de aquellos profesionales que hayan decidido ejercer el periodismo como medio de vida, tanto para medios impresos como para medios digitales.

 

El primer obstáculo con el que os encontraréis al daros de alta en el modelo 037 es que el Periodismo, no figura como Actividad Profesional en ningún Epígrafe del IAE, aunque la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España) le ha solicitado a la Agencia Tributaria que lo incluya para los próximos ejercicios.

 

El epígrafe en el que os debéis dar de alta, por ser el recomendado por la Agencia Tributaria, es 861 de la Sección 2 (pintores, escultores, ceramistas artesanos, grabadores y artistas similares) ya que la agrupación 86 tiene por título profesionales liberales, artísticas y literarias.

 

El otro paso que debéis llevar a cabo para ejercer la actividad profesional es daros de alta en la Seguridad Social. Actualmente la Tesorería General de la Seguridad Social, no admite dicha tramitación en papel, por lo que deberéis obtener el Certificado Digital y hacerlo a través de su Sede Electrónica.

 

En lo referente a facturación, los servicios profesionales cuya contraprestación consista en derechos de autor, prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guion y diálogos de las obras audiovisuales, traductores y adaptadores, están exentos de IVA por lo que NO debéis incluirlo en vuestras facturas. Lo quedebéis incluir es el porcentaje de IRPF que os corresponda y que podéis consultar aquí

 

Esperamos haber podido ayudaros en el excitante pero inquietante mundo del autoempleo y si todavía os queda alguna duda al respecto, podéis contactar con nosotros para resolver cualquier duda en lo que a asesoría legal se refiere.

 

Jueves, 29 Octubre 2015 00:00 Publicado en Blog

En nuestro país, a día de hoy, el consumo de drogas tóxicas, estupefacientes o psicotrópicos carece de relevancia penal. Sin embargo, esto no ha de entenderse, y así muchos lo hacen; como que el consumo de drogas es legal en España. El consumo es ilegal, salvo el expresamente autorizado por tener finalidad terapéutica; pero no es punible.

 Como consecuencia de lo anterior, el cultivo para el consumo personal también, y aún siendo del mismo modo una conducta ilegal, carece relevancia penal.

Posteriormente y sobre la base de lo anterior se desarrolla la denominada doctrina sobre la atipicidad del consumo compartido; es decir; se entiende que si el autoconsumo es atípico también ha de serlo el autoconsumo plural entre adictos con determinados requisitos. En concreto, esta doctrina fue ideada en su origen pensando en aquellos supuestos en los que un grupo de amigos compra droga para consumir un día determinado; encargándose uno de ellos de comprar lo de todos.

Precisamente es, la toma en consideración de la anterior doctrina sobre el consumo compartido; lo que ha hecho que en los últimos años aumente la creación de asociaciones de consumidores de cannabis que se dedican al autocultivo para el autoconsumo de los socios de las mismas.

Si leemos con atención la reciente sentencia de nuestro Tribunal Supremo, y de la que trae causa el presente artículo, veremos que nuestro tribunal no excluye la posibilidad de que estas asociaciones puedan quedar amparadas bajo la doctrina del consumo compartido sino que viene a perfilar cuando lo anterior podrá ocurrir y cuando no.

Así, y si bien es cierto que en dicha sentencia se acaba condenando como responsables de un delito contra la salud pública a varios de los responsables de una asociación de Bilbao; esto se hace porque entiende el tribunal que en ese caso concreto, y a la vista de las circunstancias del mismo, es imposible extender la precitada doctrina del consumo compartido.

Por tanto y a pesar de lo que pudiera parecer a priori; esta sentencia no supone la declaración de todas las asociaciones similares existentes como responsables de un delito contra la salud pública; debiendo estar a cada caso y en concreto, al número de personas que forman parte de ella, a su carácter cerrado así como a otras características de la asociación de que se trate y a los que se hace referencia en la sentencia y con lo que se trata de evitar la existencia de supuestos abusivos que de ninguna manera encajan en la doctrina del autoconsumo compartido.

Es imposible no hacer referencia y aunque fuera estrictamente de la cuestión que ahora se aborda, al alegato que nuestro Tribunal Supremo hace en la sentencia a favor de una política de mayor tolerancia unida a rigurosos controles que prácticamente pasa desapercibida en las casi cuarenta páginas sobre las que se extiende dicho pronunciamiento.

Jueves, 29 Octubre 2015 00:00 Publicado en Blog

¿Has estado enfermo durante las vacaciones?

Estamos en fechas en las que muchos trabajadores están a punto de coger algunos días de vacaciones durante el periodo navideño. Un tema que plantea dudas es ¿Qué ocurre si mientras estoy de vacaciones o antes de empezarlas, me pongo enfermo/a y necesito la baja por enfermedad? 

Pues bien, para responder a ésta pregunta vamos a exponer dos escenarios, si la baja es por enfermedad común o accidente no laboral o si bien la baja se produce por maternidad, parto o lactancia:

1. Cuando la causas de la baja es por enfermedad común o por accidente no laboral cuando ya estás disfrutando de las vacaciones, en éste escenario el Estatuto de los Trabajadores dice “En el supuesto de que el período de vacaciones coincida con una incapacidad temporal por contingencias distintas a las señaladas en el párrafo anterior que imposibilite al trabajador disfrutarlas, total o parcialmente, durante el año natural a que corresponden, el trabajador podrá difrutarlas una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.”

2. Otra cuestión es cuando la baja sea "derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural, en cuyo caso se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal, al finalizar el período de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan". Es decir, en éste caso no se establecen limitaciones temporales para el disfrute.

Todo esto lo regula así el legislador porque entiendo que si el trabajador padece una merma de su salud, esto le imposibilita del tiempo de disfrute y ocio que le proporciona las vacaciones a las que tiene derecho, para que se produzca el descanso que se entiende en nuestro derecho como necesario.

Recuerda que podemos asesorarte en temas laborales y temas legales, somos asesoría laboral y asesoría legal en Madrid.

Jueves, 29 Octubre 2015 00:00 Publicado en Blog

¿Has estado enfermo durante las vacaciones?

Estamos en fechas en las que muchos trabajadores están a punto de coger algunos días de vacaciones durante el periodo navideño. Un tema que plantea dudas es ¿Qué ocurre si mientras estoy de vacaciones o antes de empezarlas, me pongo enfermo/a y necesito la baja por enfermedad? 

Pues bien, para responder a ésta pregunta vamos a exponer dos escenarios, si la baja es por enfermedad común o accidente no laboral o si bien la baja se produce por maternidad, parto o lactancia:

1. Cuando la causas de la baja es por enfermedad común o por accidente no laboral cuando ya estás disfrutando de las vacaciones, en éste escenario el Estatuto de los Trabajadores dice “En el supuesto de que el período de vacaciones coincida con una incapacidad temporal por contingencias distintas a las señaladas en el párrafo anterior que imposibilite al trabajador disfrutarlas, total o parcialmente, durante el año natural a que corresponden, el trabajador podrá difrutarlas una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado.”

2. Otra cuestión es cuando la baja sea "derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural, en cuyo caso se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal, al finalizar el período de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan". Es decir, en éste caso no se establecen limitaciones temporales para el disfrute.

Todo esto lo regula así el legislador porque entiendo que si el trabajador padece una merma de su salud, esto le imposibilita del tiempo de disfrute y ocio que le proporciona las vacaciones a las que tiene derecho, para que se produzca el descanso que se entiende en nuestro derecho como necesario.

Recuerda que podemos asesorarte en temas laborales y temas legales, somos asesoría laboral y asesoría legal en Madrid.