BLOG

Jueves, 21 Julio 2016 00:00 Publicado en Blog

“Corren malos tiempos para los Derechos Laborales”, eso es lo que pensé hace unos días cuando leí un artículo lamarea.com en el cual se señalaba que una conocida cadena de supermercados incluía una cláusula que tenía por claro objetivo el amedrentar a los trabajadores a fin de que estos no reclamasen en el momento oportuno su indemnización por despido o cualquier otra que reclamase derechos.

 

La cláusula en cuestión venía a señalar que:

El incumplimiento de alguno de los términos del presente acuerdo por alguna de las partes, conllevará el abono en concepto de daños y perjuicios que se ocasiones o pudieran ocasionar por la cantidad de 3.000 €. Así pues, si la trabajadora, interpone algún tipo de acción judicial o extrajudicial en contra de la empresa o bien hace manifestaciones contrarias a la reputación de la empresa, bien por si misma o a través de terceros, tendrá que abonar la correspondiente indemnización por daños y perjuicios así como los gastos y perjuicios que se pudieran ocasionar a la empresa”.

 

Si esta noticia fuera cierta, y dicha cadena de supermercados estuviera incluyendo semejante cláusula estaríamos ante un gravísimo quebranto de los más elementales Derechos Laborales.

 

Esta penalización viene a responder, de acuerdo con el contrato de trabajo en una supuesta “Cláusula de especial confidencialidad”, que obviamente, es nula de pleno derecho.

 

Y es que el Estatuto de los Trabajadores establece en su artículo 3.5 que “Los trabajadores no podrán disponer válidamente, antes o después de su adquisición, de los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales de derecho necesario. Tampoco podrán disponer válidamente de los derechos reconocidos como indisponibles por convenio colectivo”.

 

¿Por qué nuestro ordenamiento jurídico limita en el ámbito laboral de esta forma la libertad de contratación que sí es permitida en el ámbito civil? La respuesta es sencilla, si bien en el ámbito civil se parte de la premisa –no siempre cierta- de una igualdad de partes, en las relaciones laborales, la realidad es que el trabajador es el eslabón más débil de la cadena, de ahí que el legislador, con el objeto de evitar –no siempre se consigue- abusos, prohíbe al trabajador disponer de sus derechos, y entre ellos, el Estatuto de los Trabajadores reconoce el de el “ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato de trabajo”.

 

La realidad es que si algún trabajador acudiera al Juzgado en reclamación de sus Derechos Laborales la empresa no podría, seguramente ni siquiera lo intentaría, reclamarle los 3.000 euros que se consignan en el contrato, pero la realidad es que con ello, lo que si consiguen, y seguro que en un gran número de ocasiones, es desalentar al trabajador ante el mero riesgo de la reclamación de la empresa.

 

Por ese motivo es fundamental el asesoramiento de un abogado o graduado social que pueda poner en valor nuestros Derechos Laborales, por eso, si tienes cualquier duda, consúltanos sin compromiso.

 

Miércoles, 22 Junio 2016 00:00 Publicado en Blog

Hay proyectos que desde que los conoces te resultan apasionantes, y así lo pienso de FormalDocs desde que de mano de su CEO Iris San Martín lo conocí en abril de 2015 en el Primer Congreso de la Abogacía Madrileña en el cual ambos fuimos ponentes.

 

El concepto de FormalDocs es original en España, por eso ganó el premio YUZZ ZARAGOZA 2013 (Fundación Banesto), es una empresa tecnológica que vende documentos legales sencillos on line, personalizables según las necesidades de los clientes y dirigidos a un público que si bien no se quiere desplazar a un Despacho de Abogados sí quiere un documento de calidad en el cual pueda confiar.

 

Gracias a la colaboración con AOL Consultores Legales, los clientes de FormalDocs también podrán resolver sus pequeñas dudas de forma rápida y sencilla con la garantía de calidad de nuestros profesionales.

 

Os invitamos a conocer este proyecto y a que confiéis en él.

Lunes, 23 Mayo 2016 00:00 Publicado en Blog

Lamentablemente, el acoso escolar no es ninguna novedad, es un problema que siempre ha estado y existido en nuestras escuelas, lo que sí es cierto, es que el nivel y la gravedad de estas conductas ha crecido exponencialmente en los últimos años y más a raíz de la aparición de nuevas tecnologías hasta alcanzar cifras muy preocupantes para organizaciones como la Organización Mundial de la Salud que señalan que es una lacra que afecta a 600 mil de niños y adolescentes.

 

Esta realidad ha supuesto que los índices de suicidios, depresiones, absentismo escolar, hayan crecido de forma paralela a este problema, y, por tanto, la pregunta que todo padre se ha de realizar es ¿qué puedo hacer si mi hijo sufre este acoso?

 

Este problema es poliédrico y evidentemente se ha de afrontar desde varios espacios, y si bien la ayuda de un psicólogo es un aspecto positivo que ha de valorarse, la ayuda legal también es fundamental.

 

La respuesta jurídica es amplia, pues podemos exigir desde una infracción tipificada como muy grave en el Plan de Convivencia que todo centro escolar ha de tener, lo que puede llevar a la expulsión del alumno infractor, hasta la respuesta judicial.

 

La vía penal se puede aplicar pues muchas de las conductas de acoso pueden ser tipificadas como delitos de lesiones, amenazas, coacciones, injurias e, incluso homicidio.

 

Como todo proceso penal, la denuncia es fundamental, por ello, si bien los hechos se pueden denunciar ante la Policía o Guardia Civil, lo recomendable es hacerlo a través de denuncia ante los Juzgados de Instrucción pues, solo así, podremos explicar y realizar un correcto relato de hechos y de las consecuencias que estos estén originando al menor.

 

La figura del colegio es clave en todos los términos, pues si bien en un inicio es fundamental para frenar o tratar de frenar la situación, en caso de no haber colaborado, puede pasar de ser un mero espectador a protagonista, ya que las acciones judiciales también se podrán dirigir, bien contra los profesores como contra el centro escolar.

 

Si tu hijo o hija sufre este problema, no dudes en consultarnos para asesorarte.

Jueves, 11 Febrero 2016 00:00 Publicado en Blog

La semana próxima (16 y 17 de febrero) se celebra en Madrid el mayor evento dirigido a emprendedores y PYMES, el Salón mi Empresa.

Por primera vez, estaremos presentes en el mismo con el objeto de facilitar nuestros servicios de asesoría fiscal, asesoría laboral y asesoría jurídica, y en especial, hacia la creación de empresas.

Os invitamos a venir http://ivent.xeria.es/xcli/miempresa/preregistro.aspx?cc=PONENTES2016 (código PONENTES2016) y solo por visitar nuestro stand, podrás ganar el IPad Mini 2 que sorteamos.

¿Quieres empezar YA tu proyecto?

Te esperamos.

 

 

 

 

CONDICIONES DEL SORTEO “iPad – SALON MI EMPRESA”

i.- El sorteo es gratuito, y la participación no tendrá ningún coste.

ii.- Para participar será necesaria la cumplimentación de las tarjetas destinadas a tal fin.

iii.- No se admitirán tarjetas incompletas (sin los datos señalados como imprescindibles), rotas, con enmiendas, tachaduras o, cuyos datos sean falsos, incorrectos o ilegibles.

iv.- Los datos básicos, que deberán ser cumplimentados para la validez de la “tarjeta de sorteo” serán: 1. NOMBRE. 2. APELLIDOS. 3. CORREO ELECTRONICO. 4. NOMBRE DE LA EMPRESA (O AUTONOMO).

v.- El sorteo se efectuará a las 17h del día 17 de febrero, ante los asistentes y presentes en el Salón mi empresa, en el “stand” de AOL. A la vista de dicho público se extraerá una “Tarjeta de Sorteo” de entre las que se encuentren en la urna destinada a tal fin.

vi.- Una vez extraída la misma se comprobara su idoneidad. Si la misma responde a los requisitos señalados, será dada por válida y se le asignará el premio.

vii.- Si la “Tarjeta de Sorteo” es anulada, por la falta de uno o varios de los requisitos o por la existencia de algunos de los defectos expuestos, se procederá a extraer otra “Tarjeta de Sorteo”, que será sometida a dicho control. Si nuevamente no fuera declarada idónea, se repetirá el proceso hasta la selección de una “tarjeta de sorteo” valida.

viii.- El premio se publicará en la Web, y se remitirá un correo electrónico al ganador.

ix.- El ganador, podrá retirar el premio el lunes 22 de febrero entres las 10 y las 13 horas. En las Oficinas de AOL. Madrid calle Príncipe de Vergara, numero 280, piso 2º G (28016).

x.- Los participantes tendrás todos los derechos que contempla la LOPD, en especial los de cancelación y rectificación. Bastando dirigir escrito con la sola solicitud a la dirección social de la empresa.