BLOG

Primas a terceros Primas a terceros

Primas a terceros ¿se pueden perseguir?

Escrito por  Miércoles, 10 Junio 2015 00:00

Como a final de cada temporada futbolística, en las dos o tres últimas jornadas de liga empiezan las suspicacias y los rumores sobre la existencia de "maletines" que pudieran suponer "primas a terceros", es decir, pagos a un tercer equipo para premiar su victoria sobre un rival directo del equipo que supuestamente paga.

Esta supuesta práctica, nunca demostrada, viene siendo objeto de rumores desde hace décadas, pero es a raíz de la reforma del Código Penal de 2010 en la cual se incluye el delito de "corrupción entre particulares" (Art. 286 bis.4 del Código Penal).

Este tipo penal se incluyó a raíz de las propuestas del Consejo Superior de Deportes y de la Liga de Fútbol Profesional a fin de preservar, tanto la limpieza de las competiciones como los intereses económicos de los clubes/ S.A.D que conforman las competiciones profesionales.

Si analizamos ese -en palabras del Presidente de la Liga de Fútbol Profesional Javier Tebas- "doping económico" y su posible repercusión penal, nos encontramos con un cierto error del legislador, que deja fuera del castigo penal estas conductas.

Y es que si nos atenemos al precepto penal (Art. 286 bis.4), solo es perseguible pretender "predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba, encuentro o competición deportiva profesionales", y si nos atenemos a un supuesto hecho en el cual un equipo pagase a un tercero por ganar su partido, de difícil forma se podría considerar que se está alterando el resultado, toda vez que la "obligación" de todo competidor es ganar su encuentro o partido.

Si bien el Código Penal prevé castigar el ofrecimiento de "beneficio o ventaja de cualquier naturaleza no justificados para que le favorezca a él o a un tercero frente a otros," en la contratación de servicios o compra de mercancías ¿por qué no considera punible esa misma conducta en otros ámbitos como el señalado?

Por su parte, el artículo 82 del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol dice sobre los incentivos extradeportivos: 

1. La promesa o entrega de cantidades en efectivo o compensaciones evaluables en dinero por parte de un tercer club como estímulo para lograr obtener un resultado positivo, así como su aceptación o recepción, se sancionarán con suspensión por tiempo de uno a seis meses a las personas que hubieren sido responsables, y se impondrá a los clubes implicados y a los receptores multa en cuantía de 3.005,06 euros, procediéndose, además, al decomiso de las cantidades hechas, en su caso, efectivas. 

2. Los que intervengan en hechos de esta clase como meros intermediarios, serán suspendidos o inhabilitados por tiempo de uno a tres meses.

Sin duda el Derecho Deportivo es una esfera del Derecho que está creciendo, no obstante, aún ha de ser estudiada con mayor -y mejor- detenimiento a fin de regular actuaciones que pudieran causar graves  y deliberados perjuicios económicos a sociedades mercantiles como son las Sociedad Anónimas Deportivas  como son la mayoría de los componentes de la Liga de Fútbol Profesional, estableciéndose medidas apropiadas y proporcionadas, pues como queda claro, una multa de 3.005,06 euros no es muy disuasoria cuando de mantener o mejorar la categoría deportiva se trata.

 

 

 

Imagen obtenida de www.donbalon.com

Visto 5446 veces