BLOG

"Sexting" y Derecho Penal

Escrito por  Viernes, 13 Mayo 2016 00:00

Recientemente, en uno de los múltiples grupos de whatsapp recibí una fotografía de una mujer desnuda –menuda novedad, pensaréis- y me hizo reflexionar –eso sí es más novedoso- al respecto.

Y es que resulta evidente que si bien la persona que difundió la imagen de su, posiblemente, pareja o ex pareja, era consciente de que dicho acto no era éticamente correcto, pero tengo serias dudas de que fuera conocedor de que estaba cometiendo un delito.


Tras la última reforma del Código penal, se introdujo el artículo 197.7 que viene a señalar:


Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona.
La pena se impondrá en su mitad superior cuando los hechos hubieran sido cometidos por el cónyuge o por persona que esté o haya estado unida a él por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, la víctima fuera menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, o los hechos se hubieran cometido con una finalidad lucrativa”.


Para el lego en derecho, podemos especificar que, la pena en cuestión a la que la persona se expone es de 7 meses y 16 días a un año de prisión, además, obviamente, de la consiguiente indemnización derivada de los daños morales sufridos.


Ciertamente, el hecho, además de ser denigrante para quien lo sufre, no es ninguna “tontería” para quien lo comete.


Aprovecho también para revocar un falso mito que ha sido ampliamente divulgado por los medios de comunicación, y es que “las penas de prisión inferiores a dos años no se cumplen”. Aquí es importante recordar, que el Código Penal no dice de esto –o no exactamente-, pues viene a señalar que:


"Los jueces o tribunales, mediante resolución motivada, podrán dejar en suspenso la ejecución de las penas privativas de libertad no superiores a dos años cuando sea razonable esperar que la ejecución de la pena no sea necesaria para evitar la comisión futura por el penado de nuevos delitos
1.ª Que el condenado haya delinquido por primera vez. (…).
2.ª Que la pena o la suma de las impuestas no sea superior a dos años, sin incluir en tal cómputo la derivada del impago de la multa.
3.ª Que se hayan satisfecho las responsabilidades civiles que se hubieren originado (…)".


Quiero resaltar el “podrán dejar en suspenso” ya que no es una regla matemática –aunque sí habitual- y en más de una ocasión algún condenado se ha dado un buen susto.


Pero además de las posibles consecuencias, también hay que reflexionar sobre que si las “mentiras tienen las patitas muy cortas”, más cortas las tiene este delito, ya que no solo la víctima tiene claro quién ha cometido el delito, sino que al ser un archivo informático, los metadatos del mismo serán el mejor “testigo” imaginable.


Si has sido víctima de un hecho así, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y denunciar tales hechos.

Visto 2003 veces Modificado por última vez en Viernes, 13 Mayo 2016 07:45